EQ: ¿Cómo ecualizar tu guitarra?

14876044_1754838554777467_82014291_o

Descripción y uso del Ecualizador: Cristian Orozco.

Un ecualizador es un procesador que se encarga de alterar el espectro de una señal. Nos permite enfatizar o atenuar la ganancia de una banda de frecuencias determinada.

¿Para qué sirve ecualizar?

Existen dos principales funciones para un ecualizador. La primera sería modificar la impronta tonal de un instrumento, y la segunda sería corregir problemas ocasionados por absorciones o resonancias (ya sean propias del equipamiento o del recinto en el cual trabaja el sistema de sonido). En general, los guitarristas utilizamos un ecualizador como un medio para encontrar nuestro tono, sin embargo consciente o inconscientemente estaremos también prestando atención a los problemas acústicos que puedan generarse en nuestra cadena de audio, ya sean resonancias propias de nuestro instrumento, o gabinete, o resonancias y absorciones del lugar en donde tocamos (características propias de la sala). Todos estos factores acústicos influyen directamente en el tono.

¿Has sentido alguna vez que al dar un show en vivo tu tono no es el mismo que el que encontraste en tu casa o sala de ensayo? Esto es debido a que un sistema de audio no funciona igual en todos lados, y ahí es donde entra nuestro ecualizador, para enfatizar o atenuar las frecuencias que el recinto (teatro, bar, estadio) modifica respecto del tono que habíamos encontrado tras largas horas de perilleo.

Por último y para nada menos importante, usamos nuestro ecualizador para que el tono de nuestra guitarra no “compita” ni estorbe con las frecuencias de otros instrumentos de nuestra banda.

¿Cómo funciona un ecualizador?

Sabemos que un amplificador es un procesador que afecta (aumenta) la amplitud o el nivel de una señal, y el control de volumen puede hacer que la salida de ese procesador sea nula, igual, o muchas veces mayor a la señal original que ingresó. Podemos entender entonces, que un ecualizador, es un conjunto de varios amplificadores y atenuadores que afectan cada uno a una determinada frecuencia.

Existen dos grandes tipos de ecualizadores, los llamados ecualizadores gráficos (o de bandas) y los ecualizadores paramétricos.

Un ecualizador gráfico posee un potenciómetro para cada banda de frecuencia, en la cual podemos atenuar o enfatizar la ganancia. Un ecualizador paramétrico nos permite elegir la frecuencia que queremos atenuar o enfatizar. Los guitarristas nos encontraremos comúnmente con los de banda, ya sea en nuestros amplificadores, o en formato de pedal, etc.

14937064_1754838451444144_900912266_n-png

 

Sonar a favor de la mezcla

Ya planteamos que nuestro tono puede variar según el recinto en el cual estamos tocando, y que ese problema se puede compensar con un ecualizador, sin embargo, existe otro condicionante. Muchas veces los guitarristas cometemos el error de buscar nuestro tono estando solos en nuestra habitación, y luego cuando tocamos con la banda completa, sentimos que nuestro tono no “encaja”, y además de sonar feo, esto nos perjudica al escucharnos y nos obliga a subir el volumen e iniciar una carrera de decibeles con nuestros miembros de la banda. Esto se debe a que probablemente estamos utilizando frecuencias que usan también otros instrumentos de la banda, y esa frecuencia implica consumo de potencia y por ende modifica el rango dinámico y muchos problemas más! Se necesita mucha proyección mental y auditiva para encontrar nuestro tono sin los demás miembros de la banda, lo ideal es acercarse al tono buscado en soledad (para no hacer que nuestros compañeros de banda pierdan el tiempo oyéndonos perillear) y luego corregir los defectos que puedan presentarse en la sala de ensayo o en la prueba de sonido, ya con la banda completa sonando.

¿Qué instrumentos tienen frecuencias que compitan con nuestra guitarra? Bueno, la respuesta es que lamentablemente todos, sin embargo hay algunos que suelen generar problemas más evidentes.

Esos graves espectaculares que tenía tu guitarra en tu habitación con el “bass” en 10, probablemente estorben a los graves del bombo de la batería y el bajo (que ya de por si tienen una lucha complicada entre ellos). ¿Es necesario que nuestra guitarra tenga esos graves? Bueno, todo es subjetivo y los casos son infinitos, pero es importante tener en cuenta que el potenciómetro “bass” de los amplificadores es un filtro pasa­altos (digamos que es una canilla que abre o cierra cuantos graves van a pasar), el low del bombo de la batería generalmente se encuentra en los 50/60 Hz y las componentes fundamentales del bajo se encuentran en toda esa zona (el oído humano sano escucha a partir de los 20Hz hasta los 20.000Hz). Si el bombo está “filoso” y carente de graves, y el bajo está “latoso” o medioso, puede ser que nos sirva tener ese sonido grave en la guitarra, muchas bandas como Pantera o Lamb Of God suelen ubicar sus instrumentos así en el rango de frecuencias. Hoy en día la tendencia es un poco contraria, las guitarras son afinadas cada vez más graves, pero son ecualizadas con pocos graves, por eso es que escuchamos bandas con guitarras de 7 u 8 cuerdas que suenan nítidas, claras, y no compiten con el bajo ni con el bombo.

Por otro lado el bombo de la batería no solo tiene componentes sub­graves, el “kick” o la nitidez del bombo se encuentra generalmente entre los 4/5 Khz, banda en la cual generalmente trabaja el potenciómetro de “treble” de nuestro amplificador (qué es un filtro pasa­bajos, es decir, una canilla que maneja cuántos agudos sonarán). Sin embargo, los potenciómetros del amplificador suelen tener anchos de banda muy grandes, es decir, si bajamos el “treble” no solo estaremos atenuando los 4khz, si no que también atenuaremos las frecuencias aledañas, es por eso que para estos casos, quizá sea más conveniente usar un ecualizador de más bandas. En el mercado la mayoría de los ecualizadores en formato pedal traen 7 o 9 bandas, lo cual nos da mayor precisión para trabajar la ecualización.

Otro detalle a tener en cuenta es la voz. Existen muchos registros de voces, por lo cual no podemos establecer bandas de frecuencia para las voces, hay que encontrarlas según cada caso particular, sin embargo debemos prestar atención a que los medios de nuestra guitarra no estorben a la claridad y nitidez de la voz cantada. Para ello se puede setear un ecualizador para las estrofas o estribillos o la sección de la canción en la que se generen problemas y activarlo al empezar dicha sección, aunque la mayoría de las veces alcanza solamente con bajar un poco el volumen o tocar más despacio.

Ecualizador en amplificador

Como ya hablamos anteriormente, los amplificadores suelen tener EQ de 3 bandas: bass, mid y treble. Usualmente existe una cuarta banda llamada “presencia”, que es un EQ que

actúa generalmente luego de la etapa de potencia y realza medios y agudos. Los tres potenciómetros bass, mid y treble se encuentran generalmente en la etapa de preamplificación. Como ya mencioné antes el bass es un filtro pasa­altos , el mid suele trabajar en los 500/1000Hz (con una banda o Q muy ancha) y el treble es un filtro pasa­bajos, esto varía según el fabricante, pero quisiera insistir en que los anchos de banda son generalmente muy grandes, por lo cual si subimos el potenciómetro de mid, estamos afectando muchas frecuencias de alrededor, incluyendo los agudos del treble y viceversa, así que son potenciómetros muy generales para un trabajo grueso, que luego hay que puntualizar con ecualizadores en formato pedal, o rack, o cualquier ecualizador que tenga más bandas.

14894400_1754838484777474_542547138_o

 

Ecualizador en formato pedal

Una de las ventajas del formato pedal, es que nos permite ubicarlo en prácticamente cualquier parte de la cadena de audio. Hay que tener en cuenta que si usamos distorsión, los niveles de las frecuencias tienden a igualarse (por compresión) por lo tanto no es lo mismo ecualizar una señal que va a ser distorsionada, que ecualizar una señal distorsionada. Es una cuestión de gustos (aunque generalmente se ubica el EQ primero), y de probar como funciona en cada caso, pero yo no recomendaría poner un pedal de EQ luego de efectos de modulación o delays, por ejemplo.Los ecualizadores en formato pedal suelen tener entre 5 y 10 bandas, lo cual nos permite trabajar de una manera más específica cada problema, y tener mejor controlada nuestra situación tonal, resonancias, etc.

Ecualizador en estudio grabación

En el estudio de grabación, la ecualización suele ser más quirúrgica, ya que existen infinitos ecualizadores paramétricos para cortar resonancias con Q (ancho de banda a modificar) muy estrechas (sin afectar prácticamente las frecuencias aledañas) sin embargo podemos utilizar estos poderosos ecualizadores para hacer pequeñas correcciones tonales o para ensamblar la guitarra con la mezcla completa. Recuerda que siempre es mejor hacer una buena pre­producción antes de entrar al estudio y solucionar los problemas que puedas etapa por etapa. Mientras mejor esté el tono en la etapa de grabación, menos habrá que maniobrar la señal en la etapa de mezcla, y esto es mejor, porque no solo nos facilita el trabajo y nos ahorra tiempo si no que nos ayuda a trabajar con menos nivel de ruido y utilizar menos recursos de nuestra computadora. Es importante recordar también que los ecualizadores modifican la amplitud de la señal, por lo cual siempre que enfatices una frecuencia, estarás acortando tu headroom para trabajar la dinámica, para ello los ecualizadores tienen generalmente un potenciómetro de ganancia. En cualquier caso, siempre es preferible usar amplificadores para levantar la ganancia, y atenuar las frecuencias que generan problemas, y no levantar todas las frecuencias excepto las problemáticas.

14877306_1754838648110791_573795352_n

Conclusión

Los ecualizadores son herramientas poderosas, pero deben usarse con cuidado, ya que son procesadores que influyen tanto en el rango frecuencial como en el rango dinámico de nuestra señal. Siempre es bueno revisar la cadena de audio proceso por proceso, ya que si seteamos un compresor, y luego modificamos un ecualizador que estaba antes en la cadena, nuestro compresor cambiará su comportamiento, lo mismo pasa con las modulaciones y demás procesos. Recuerda siempre que si puedes evitar un proceso trabajando una etapa anterior de la cadena, mejor. ¿Qué quiero decir con esto? Que elegir bien las pastillas de nuestra guitarra, las cuerdas, el amplificador, el gabinete y sus parlantes, etc nos puede evitar o minimizar el uso de un ecualizador para encontrar un tono determinado. Siempre es bueno visualizar un tono con nuestra mente, y luego tratar de llevarlo al cabo usando la menor cantidad de procesos posible, para ahorrar caída de señal, ruido, ¡y sobre todo complicaciones!

14171799_1727516084176381_1727058004_nAgradecemos ampliamente a Cristian Orozco por su contribución con este articulo, para contactarle es en: orozco1990music@gmail.com o síguelo también en: Cristian Jailander OrozcoMusician, guitar player.

Arturo Mawcinitt

About Arturo Mawcinitt

Con 3 discos como guitarrista solista ,Mawcinitt es también compositor y arreglista; Clinician para Seymour Duncan y director en MMI escuela de música en Puebla México.
This entry was posted in Salón De Guitarristas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>