ELIMINANDO “LOBOS”

Publicado el 12 de Agosto de 2017 por Peter

A lo largo de la evolución de la guitarra eléctrica, los guitarristas siempre han buscado más. Más volumen, mas sustain, más ganancia, más tono. Algunos métodos han probado ser mejores que otros para conseguirlo, y algunos más pueden dañar tu sonido si no te lo tomas con cuidado. Toma el ejemplo de las pastillas/micrófonos: los primeros guitarristas sabían que si necesitaban balancear el volumen de cada una de las cuerdas, podían ajustar cada uno de los polos magnéticos de estas. Y si el requerimiento era un sonido más lleno en general, mover las pastillas/micrófonos más cerca de las cuerdas podría ayudar también. Hace algún tiempo, Frank Falbo escribió un estupendo artículo, en el que explica los distintos resultados sónicos que puedes obtener, al experimentar con la altura de las pastillas.

Pero, ¿cómo saber cuando has ido demasiado lejos? Como ilustra Frank, si las pastillas/micrófonos se encuentran demasiado cerca de las cuerdas, su campo magnético podría interferir con la vibración de las cuerdas. Sin embargo, ¿cuál el sonido que esto produce? y ¿cómo saber cuándo representa un problema?

La primera pista es que el sustain de las cuerdas se ve obstruido. Toca una nota, new post 01preferentemente con la fuerza y el volumen con el que lo harías al tocar cualquier canción. Escucha como suena durante toda su duración. Generalmente, lo que cabe esperar es una nota que comienza con fuerza, y disminuye gradualmente hasta cesar por completo. Una pequeña cantidad de retroalimentación armónica es relativamente normal, especialmente en guitarras de fabricación set-neck o neck-thru (con el mástil pegado al cuerpo, o a todo lo largo del instrumento respectivamente), pero también existe un tipo de retroalimentación armónica negativa, que se origina cuando una pastilla/micrófono se encuentra demasiado cerca de las cuerdas. Esto se manifiesta como un zumbido nasal, que se presenta poco después de que se produce la nota, o como una falta de claridad general en torno a la nota.

Escucha con atención la forma en la que la nota se desvanece. ¿Disminuye naturalmente, de forma relativamente lineal? o, ¿la atenuación comienza abruptamente unos pocos segundos después de comenzar a vibrar? Estos pueden ser síntomas de que las pastillas/micrófonos se encuentran demasiado altas.

Otra causa (que se relaciona con el asunto del sustain) es conocida como “lobo”. Existen otros factores que la propician, tales como una cejilla suelta, o monturas del puente mal asentadas, o en algunos casos, interacciones inusuales entre las cuerdas y los resortes de un puente flotante. Pero en general, un “lobo” es un armónico antinatural que sucede cuando la vibración natural de las cuerdas se ve afectada por un factor externo. Estos armónicos pueden llegar a crear la sensación auditiva de que una nota se encuentra desafinada, aun cuando el afinador electrónico te dice lo contrario. Nuevamente, la forma de combatir esto es bajando la altura de las pastillas/micrófonos hasta que el problema desaparezca. Pronto encontrarás el punto exacto en donde las cuerdas resuenan a todo su potencial, y obtienes el mejor tono posible. Y si necesitas compensar algo de la ganancia que perdiste al bajar las pastillas/micrófonos, puedes agregarla en algún otro punto en tu cadena de audio; mediante el control de ganancia de tu amplificador, o un pedal como el SFX-01 Pickup Booster.

 

Arturo Mawcinitt

About Arturo Mawcinitt

Con 3 discos como guitarrista solista ,Mawcinitt es también compositor y arreglista; Clinician para Seymour Duncan y director en MMI escuela de música en Puebla México.
This entry was posted in Taller Del Tono. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>