DEL SÓTANO AL ESCENARIO

 

ppp

Claro, practicas durante varias horas al día. También puedes transcribir esos complejos solos a dos manos en tu mente, mientras tu jefe te vocifera que contestes el teléfono. Eres capaz de tamborilear en el volante de tu auto en un perfecto compás de 5/8 con tu mano izquierda, mientras tu mano derecha lo hace firmemente en 7/8. Tienes una Les Paul, una Tele y una Strat y sabes perfectamente como sacarles el mejor tono. Tu canal de YouTube tiene medio millón de vistas. Todos te dicen que eres un gran ejecutante, sin embargo aun no han escuchado ni la mitad de lo que puedes hacer. ¿Estás listo para el escenario? Tal vez… tal vez no. Hay toda un serie de importantes habilidades que todo guitarrista ejecutante debe poseer para lograr ser exitoso, o de otra manera acabaras permaneciendo en tu sótano. Aquí te comparto algunos consejos, que te ayudarán a subir los peldaños de la escalera, y lograr atisbar los primeros rayos de luz a través de la grietas en la puerta.

En primer lugar, la música.

Por supuesto, debes ser capaz de tocar adecuadamente tus canciones, (originales o covers) sin pensar siquiera en una sola nota, pues en el escenario encontrarás demasiadas distracciones para lograr concentrarte con la misma intensidad que logras en tu sótano. Esto no aplica exclusivamente para los grandes virtuosos. Hasta las bandas de Punk que rara vez emplean acordes con terceras mayores, deben aprender perfectamente la música y la letra de sus canciones sin la necesidad de tener que leerlas (a menos que te hayas unido recientemente a la banda o te encuentres sustituyendo a alguien más). Debes saber exactamente cuando pisar el pedal de chorus y practicar la danza de los pedales que todos hacemos, pues resulta mucho más difícil hacerlo frente a una multitud, que en la comodidad de tu casa.
La línea de vista que te permite marcar los cambios a tu baterista o bajista, también resultan menos claras en el escenario, debes encontrar la forma de preparar tu huella en el escenario de tal forma que puedas comunicarte con los otros miembros de tu banda. También ¡debes proteger tu audición! Esto no es ninguna broma. En el escenario los volúmenes usualmente llegan a ser mucho más altos que en tu cuarto de ensayo. El daño auditivo es real, y no se repara a si mismo como un arañazo en tu brazo. Llevar tapones en tu bolsillo, aun del tipo más económico, es mejor que no estar preparado.
En muchas ocasiones (especialmente en los eventos con múltiples bandas) ni siquiera es posible realizar una prueba de sonido, y tampoco es que cada local cuente con un verdadero experto calificado con tiempo suficiente para atender a cada banda. Debes apostar a que el volumen será alto.

Tienes que ser diplomático.

Presentarse en directo, implica trabajo para conseguir los contratos. Debes ser capaz de utilizar eficazmente el teléfono, el correo electrónico y las redes sociales, para lograr cerrar tus presentaciones. Aquellos días en los que debías dejar tus cintas de demo por todos los sitios, han llegado a su fin desde hace más de una década. La mayor parte de tus contratos los conseguirás a la vieja usanza; creando una red de relaciones. Es fundamental codearse con una banda popular en tu área o conocer a alguien que labore en un club local. En la actualidad la mayoría del trabajo en el mundo es empujado por las conexiones personales. En la música esto no es diferente. Desde tu primer evento local, hasta lograr llenar el estadio gigante de tu ciudad, el proceso se basa más o menos en quien conoces. Trabaja en tus habilidades sociales, pues estos no son tiempos de artistas atormentados. Sonríe, ayuda a las personas, relaciónate con aquellos que trabajan en las tiendas de instrumentos musicales en tu ciudad, preséntate en las actuaciones de las bandas locales y se lo suficientemente valiente para presentarte con ellos.

Estas habilidades también resultan útiles al momento de trabajar con otras bandas, o para resolver problemas internos entre los miembros de la tuya. Tienes que dar un paso al frente y convertirte en líder, así lograrás un mayor control sobre tu carrera musical. Esto puede resultar difícil para un músico introvertido como un servidor, sin embargo tuve que trabajar duro por esta senda, de otro modo aun seguiría en mi sótano.

Tienes que ser MacGuyver

Las cosas pueden e irán mal en las presentaciones en directo. Desde amplificadores estallando, bajistas anunciando que no podrán llegar, hasta contratos simultáneos (todos los cuales me han sucedido a mi), tienes que lograr salir adelante. Cuando te encuentras listo para iniciar y no hay sonido, entonces echas un vistazo a tu monstruoso pedalboard con 13 interconexiones, dándote cuenta que podría ser cualquiera de estos cables (o cualquier cosa completamente diferente). Tal vez no seas capaz de resolver el problema de inmediato (como arrastrar al bajista fuera de su cama) pero es posible que pienses rápido y que lo hagas con una sonrisa. Los individuos estresados suponen un impacto muy negativo en el ambiente que los rodea y de ninguna manera logran transferir sus problemas a otros. Haz lo que tengas que hacer para salvar la presentación ahora, y después puedes lidiar con los motivos o causas. Se trata de una sola presentación y eso no define tu carrera por completo, aunque así lo sientas en el momento. Tienes que aislar el problema y proponer una buena solución, dejando a todos con una mejor impresión de tu persona, de la que tenían antes de que surgiera el problema. En otras palabras: se un adulto. Los problemas suceden, con las personas y los equipos, pero si mantienes el show funcionando, la gente lo recordará.

Tienes que ser un Agente de Servicio al Cliente.

Aunque nunca me he internado entre la multitud para preguntarles como ha sonado la presentación (a menos que se trate de algún amigo cercano en quien confié el dato) es fundamental que te plantes a “atender” a tus fans y a la persona que te ha contratado, a pesar de que dicho término me resulta antipático. Francamente prefiero esconderme en el backstage todo el tiempo, pero honestamente las personas aman esa conexión personal. Tal vez te ayude a vender CDs, o tal vez se traduzca en una contratación futura, pero hasta que no te conviertas en una estrella de talla internacional, no te puedes permitir esconderte.
También a veces debemos mantener a la banda motivada, si se trata de una presentación menor. Tal vez tengas que tranquilizar a una pareja que ve a su esposo atender a sus fans en la mesa de mercancías. Tendrás que ser complaciente si una banda te amenaza a ti o algún otro miembro de tu banda (claro, sin dejar que te pasen por encima).

Tienes que ser Multi-Tarea.

Mientras más cosas seamos capaces de hacer, dependeremos menos de terceros. Afina tus habilidades de edición de video y de diseño gráfico. Aprende a usar una cámara. ¿Tu banda tiene cuentas de Twitter, Instagram o Facebook? Los lapsos de atención son ínfimos en estos días, así que tendrás que mantener tus publicaciones actualizadas constantemente. Aprende como construir un sitio web y mantenlo al día. Una página de Artista en Facebook no la sustituye (¿recuerdas MySpace?). Mantente actualizado en términos de tecnología.
Esto no es muy distinto de manejar cualquier otro negocio. La idea central es pagar menos por los servicios de terceros, para hacer aquello que tu puedes aprender a hacer por ti mismo. Mientras mayor sea tu aporte en términos de tareas extra musicales, te estableces como un miembro más valioso para tu banda.

Pero yo solo quiero ejecutar mi música.

La buena noticia es que ¡puedes hacerlo! Pero eso significa que alguien más tendrá que hacerse cargo de todas estas tareas y tu perderás la oportunidad de aprender nuevas habilidades, que te resultarán útiles en algún punto de tu vida. Dirigir una banda es tan difícil como dirigir cualquier tipo de negocio, con el valor agregado de tener que aprender a tocar la guitarra. Yo desarrollé estas habilidades conforme fueron presentándose las necesidades, cuando alguien me solicitó una tarjeta de presentación, me di cuenta que tenía que aprender a diseñarlas y tenerlas impresas. Cuando Facebook me impide diseñar la página para mi banda, he tenido que aprender a agregar elementos que Facebook no permite. Tu puedes tocar solamente tu música, pero ¿por qué destacarte en una sola cosa? Allí no hay diversión.
¿Has tenido una presentación desastrosa? ¿qué salió mal, y como lo resolviste? Aprende a construir una página web y mantenla al día.

Arturo Mawcinitt

About Arturo Mawcinitt

Con 3 discos como guitarrista solista ,Mawcinitt es también compositor y arreglista; Clinician para Seymour Duncan y director en MMI escuela de música en Puebla México.
This entry was posted in Salón De Guitarristas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>