Armando un buen plan de estudio

Armando un buen plan de estudio.

DSC00632

Quizá te haya ocurrido que empiezas a estudiar y poco tiempo después te das cuenta que te dispersaste y estás tocando una canción, o practicando otra cosa que llevabas tiempo sin tocar y lo que originalmente pensabas repasar quedó olvidado. Tan satisfactorio como puede ser el tocar libremente, también puede causar que te estanques, o que pierdas de vista tus metas en el instrumento, un principio básico es el siguiente: Practica lo que no dominas, lo que ya dominas solo hay que practicarlo de vez en cuando.Recuerda que tocar un instrumento requiere de habilidad y esta se desarrolla  en base a la practica no hay otro camino.Por otra parte la repetición de un ejercicio hace que este se convierta en  tu naturaleza y llegue un momento en que lo domines al máximo inclusive sin ver la guitarra.

Para aprovechar al máximo el rato que ocupas estudiando un instrumento musical, conviene tener en mente tres factores:

Planificación.

Es muy importante tener objetivos claros para mejorar en cualquier instrumento. Antes de comenzar una sesión de práctica, anota cuatro o cinco temas en los que te gustaría avanzar. Pueden ser arpegios, escalas, ejercicios, una canción, etc. Lo importante es que durante un periodo considerable (puede ser un mes o tal vez mas) no pierdas de vista esos objetivos.

 

Lugar acondicionado:

Para lograr una buena concentración es muy bueno practicar en un lugar con buena iluminación y bien ventilado, con los artefactos necesarios para iniciar tu sesión metronomo,afinador, sillao banco comodos un atril de lectura, tu instrumento etc.

Concentración.

Conserva el enfoque durante un periodo de estudio determinado, escoge un tema y marca un objetivo ( numero de copases, tal escala,memorizar teoría etc) aplica toda tu atención y esfuerzo únicamente a dicho material, trata de no salirte de la meta trazada así  te obligarás a estar más concentrado. El intervalo de tiempo puede variar según tu capacidad de concentración o el rato del que dispones para estudiar.

Constancia.

Es redundante pero necesario decir que la constancia es lo que te hará mejorar como músico. Si realmente quieres notar un cambio positivo en tu manera de tocar, se constante. Procura llevar registro del tiempo,días y temas que estudias, te ayudará a auto-evaluarte.

Registro digital

Ahora hay muchas herramientas en las que puedes apoyarte, grábate en un vídeo con tu teléfono o en el mejor de los casos ten una estación de trabajo que incluya un ordenador ( computadora o lap top) y una tarjeta de audio y un par de bocinas, no tiene que ser lo mas caro del mundo hay opciones realmente accesibles, así graba tus sesiones y tomate el tiempo para escuchar lo grabado, trata de hacer un juicio duro al respecto para que mejores en cada intento.

A continuación te dejo un ejemplo básico para hacer una practica bien enfocada:

  1. Calentamiento – 2 minutos.
  2. Arpegios – 5 minutos.
  3. Escalas – 5 minutos.
  4. Acordes e inversiones – 5 minutos
  5. Teoría – 5 minutos
  6. Composición

El tiempo total de estudio es de media hora, pero considera alrededor de un minuto entre cada tema de estudio para poner el cronómetro y mentalizarte al siguiente material de estudio.

Aunque a simple vista se vea como poco tiempo, vale la pena llevarlo a cabo diario y registrar los resultados.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.